martes, 6 de septiembre de 2011

Día 8 y 9: Ayutthaya y Bangkok

Ayer pasamos el día en Ayutthaya, una pequeña ciudad a unos 85 km de Bangkok muy tranquilita, antigua capital de Siam (Tailandia). Fue destruida por el ejército birmano y por ello cuenta con las ruinas de la vieja ciudad dignas de visitar. Nos ha gustado mucho porque además hay muchas zonas verdes y está muy bien ciudado. Nos alojamos en un hotelito (Promtong Mansion) regentado por un suizo y su mujer tailandesa muy simpáticos que nos trataron genial y nos alquilaron dos bicis por 1,25€ el día para visitar los sitios principales. Si la moto parecía peligrosa, para mí la bici lo fue más teniendo en cuenta que aquí conducen por la derecha y me costaba hacer las rotondas y seguir por el carril correcto.



Fuimos a comer a una especie de vips tailandés y como aquí tienen la mala costumbre de poner el aire acondicionado muy fuerte no me sentó muy bien. Alex estaba muerto y decidimos ir a descansar al hotel. Buena decisión porque cayó un tormentón de miedo. Al viajar en el tren vimos algunos pueblos inundamos y ya nos veíamos cambiando la bici por una barca. Eso sí, cuando termina de llover parece que no ha pasado nada; se nota que están acostumbrados a estas situaciones. Ya tarde salimos a cenar algo y a pesar de que Alex nos veía comprando la cena en el seven eleven, me hizo caso y nos sentamos en un puestecito donde comen los locales. La verdad que es donde mejor se come y baratísimo (2€ los dos). La comida es muy buena porque combinan muchos sabores y especias y todo bastante picante. Al volver al hotel vimos un bar con una terraza donde había universitarios bebiendo y fumando sishas y nos sentamos a tomar una Leo tamaño big para los dos, la tercera marca de cerveza de por aquí. De vuelta al hotel fuimos amenazados por una banda de perros callejeros que iban apareciéndose uno detrás de otro, pero llegamos enteros al hotel. Por aquí los perros cunden mucho y se echan en medio de calle a dormir. Ya os contaremos más detalles. Hoy por la mañana hemos visitado otros sitios que nos quedaron pendientes por Ayyuthaya, entre ellos los elefantes, aunque no nos apetecía subirnos. A las 13h hemos cogido un minibus para bangkok. Decidimos venir directamente a la capital porque aún nos quedaba mucho por ver y temíamos que en un sitio de playa nos lloviese. Buena elección porque al llegar ha caido otro tormentón. No ha pillado en la estación del metro (mejor dicho, tren elevado) y estábamos a salvo. Muy contentos por el hotel y su ubicación y a patear la capital. Me ha llamado mucho la atención el barrio árabe de Nana. Me choca muchísimo ver a tailandesas musulmanas aunque allí abundaban los hindús. Nosotros también les llamamos la atención a los menos acostumbrados a ver turistas y a veces nos hacen fotos. Bueno muchas gracias por los comentarios y por leernos. Las fotos no las podemos editar bien pero ya las veréis a la vuelta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algo que contarnos? Nos gustaría leerte.