jueves, 7 de junio de 2012

Día 13: Nara-Kioto (5 de junio de 2012)

Ayer hicimos una excursión desde Kioto a Nara, que está a 1 hora en tren. El problema que es madrugamos y coincidimos con los que iban al trabajo y con todos los estudiantes que cogían el tren para ir a la universidad. A las 8h de la mañana, sin desayunar y sin asiento ya estábamos desfallecidos y aún no había comenzado el día. Menos mal que al llegar a la estación de Nara nos tomamos un buen desayuno compuesto por 2 cafés con leche (que aquí son muy malos, del americano), un churro de canela, un bollo de melón con crema y otro bollo con crema francesa riquísimos (menos mal que luego lo quemamos porque a este ritmo vamos a volver redondos). Por aquí hay bastante admiración por Francia e Inglaterra. Hay muchas cafeterías de estilo francés con una bollería tan buena o mejor que la francesa  y muchas mujeres llevan las típicas bolsas de Harrod’s. Incluso hay  bastantes pizzerías o restaurantes italianos. Lo español no se estila tanto y sólo hemos visto 4 ó 5 restaurantes españoles.

Nara es una ciudad más bien pequeña, con varios lugares declarados patrimonio mundial de la Unesco. Tiene un parque donde viven más de 1200 ciervos que se acercan a los turistas en busca de comida. Nosotros por si acaso no nos acercamos demasiado que había carteles en los que advertían que eran animales salvajes.


En nuestra visita coincidimos con muchos estudiantes que también estaban visitando la ciudad. Fue muy gracioso ver a japonesitos pequeños todos tan ordenados y educados y sorprendidos por vernos. Los que eran más mayores, de unos 10-11 años, se acercaban a saludarnos en inglés y hubo un momento que nos sentimos acorralados porque vinieron un montón de alumnos de un colegio a darnos la mano y decirnos “hello” y “nice to meet you”. Nos sentíamos importantes y todo, jeje. Estos no eran tan vergonzosos como los del día anterior.


Vimos los templos más importantes y el Daibutsu (el Gran Buda) de 437 t de bronce y 130 kg de oro, que son mucho más sencillos que los de Tailandia, sin tanta ornamentación, pero igualmente bonitos. Detrás del buda hay un pilar con un agujero, que si lo atraviesas adquieres la sabiduría. Los niños pasaban sin problemas pero nosotros no nos atrevimos porque en la guía decía que de vez en cuando tienen que llamar a la policía para sacar a gente que se queda atrapada.



Por último antes de dejar Nara, paseamos por el parque repleto de farolillos de piedra y visitamos el templo de los faroles.

Por la tarde volvimos a Kioto, y como Alex seguía con las ganas de ver alguna geisha, nos acercamos hasta el distrito de Gion. Tuvimos suerte y vimos a dos geishas cenando en un restaurante y a una maiko. Después dimos un paseo por la zona de compras donde estaban promocionando un nuevo modelo de mascarilla, menudo despliegue promocinal.


Para finalizar una cena riquísima en un sitio (Mr. Young Men) que por fuera no invitaba demasiado a entrar pero nos tomamos uno de los mejores okonomiyakis del viaje. Este plato es típico de la región de Kansai (en la que nos encontramos actualmente) y se ha convertido en el favorito de Alex. Consiste en una especie de tortilla a la plancha en cuya superficie se añaden diferentes ingredientes (atún, maíz, queso, etc) y se adereza con diversas salsas al gusto, normalmente mahonesa y salsa barbacoa.



Para Jesús y minitificador os ponemos alguna foto de las bicis de por aquí y el parking de bicis de la estación de Kioto.



Y ahora que estábamos tan a gustito…toca preparar la mochila y llevar la casa a cuestas con destino a Koyasan, para nuestra estancia en un templo budista.
Nos marchamos de Kioto sin haber encontrado el edificio o alguna placa conmemorativa en referencia al Protocolo de Kioto sobre el cambio climático, tendrá que ser para el próximo viaje, jeje.

2 comentarios:

  1. Pueden ser más bonitas esas criaturas! jajaja que majicos! Veo que se os acumula el trabajo de las actualizciones... Ya no sé que días os quedan y cuando volveis a España! Yo aqui estoy planeando mis vacaciones.. Dublin-Londres posiblemente... see u! xx

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son majísimos. Porque tienen padres y madre si no nos traíamos a uno en la mochila.
      Sí, llevo retraso con el blog y estos días que nos estamos moviendo tanto casi no sé en qué día me encuetro. Volvemos el día 11.

      Eliminar

¿Tienes algo que contarnos? Nos gustaría leerte.