sábado, 31 de agosto de 2013

Días 9 y 10 en isla de Penang

Estos días los hemos pasado realmente bien en la isla de Pinang. La isla está unida a la península de Malasia por un puente (el segundo más largo de Asia) y Georgetown es una de sus poblaciones.
 
El día  9 lo dedicamos a recorrer a pie varios sitios importantes de Georgetown el fuerte Cornwallis, ayuntamiento, templos budistas,... el pueblo tiene su encanto no sólo por los edificios coloniales, también por las diferentes expresiones de arte que puedes encontrarte en la calle y por su excelente gastronomía como nos explicó Joyce antes de venir. Existe una guía con los principales platos que puedes degustar aquí.
 

 




 
Por la tarde llevamos otra vez ropa a lavar y contratamos el ferry que nos llevará al siguiente destino. Tanteamos el precio en distintos puestos que alquilan motos.
 
Por la noche vamos a un mercado nocturno con un montón puestos para comer y mesas en el centro. Además hay un escenario y mientras cenamos escuchamos las canciones, la mayoría en inglés, que van cantando los chicos de la orquesta malaya. El ambiente no puede ser mejor y nos ponemos melancólicos por lo bien que estamos aquí. Nos damos el capricho de una cerveza japonesa (que aquí es bastante cara en relación al precio de la comida) acompañada de sushi y un plato de fritura japonesa para Alex. De postre dos ricos white coffee ice con dos trozos de tarta de queso exquisita.
 
 
 
Antes de volver al hotel vamos a una tienda donde alquilan motos en la que habíamos preguntado previamente. Las motos se ven muy nuevas y aunque es un poco más caro que en otros sitios nos ha gustado más. Además tienen una Vespa roja nuevecita, sólo con 80 km. La diferencia con respecto a las otras scooter que alquilan son 3 euros así que nos damos el capricho. Los dueños del sitio nos empiezan a hacer un montón de preguntas y nos insisten en que tengamos mucho cuidado. Al día siguiente es la fiesta nacional y habrá mucho tráfico. Les decimos que no se preocupen.
 
En el hotel preparamos la ruta para el día siguiente.
 
Día 10
 
Hoy es la festividad nacional de Malasia por lo que intuímos que vamos a encontrar mucho jaleo en la calle.
 
Madrugamos para no encontrar mucho tráfico. A las 9h llegamos al templo de la serpiente, donde se supone hay serpientes que se mueven con total libertad por el templo. Sólo vemos una real con la que te puedes hacer foto (ni se nos ocurre), las demás son de broma pero atraen al público.
 
Damos un paseo en moto por la isla hasta el siguiente destino. El recorrido en moto ya es un atractivo en sí por la vegetación inmensa que nos rodea. Subimos bastante alto y nos encontramos bastantes ciclistas. Eso sí es esfuerzo.
Nos damos cuenta que somos una atracción para todos por la bonita Vespa que llevamos. Incluso en un semáforo una pareja que va en mini nos dice que les gusta la moto y nosotros les decimos lo mismo de su coche, así que nos proponen cambiarlo :-)
Visitamos el templo de Kek Lok Se. Nos cuenta un poco encontrarlo, pero no importa. Preguntamos y todo el mundo nos indica amablemente. La gente Este templo es el templo budista más grande del sudeste asiático. Nos impresiona lo grande que es y nos gusta mucho.

 
 
 
 

 
 
Como se avecina tormenta por lo alto de la isla, descartamos subir a la colina y vamos a ver la zona de playa de Batu Ferringgi. Sólo nos acercamos a dar un paseo porque no llevamos bañador y son las 3 de la tarde. La arena arde y el agua está bastante caliente. El tsunami de 2004 de Pukhet también afectó a esta zona. Comemos allí y después nos vamos a ver la mezquita flotante.
 
 
 
Como en otras mezquitas, el "encargado" de allí es muy amable con nosotros y nos cuenta sobre esta mezquita que se construyó en 2002.  Incluso nos ha dejado pasar al interior de la mezquita cuando estaban rezando y eso que las mujeres estaban aparte.  Nos explica que no resultó afectada por el tsunami porque la ola que se formó descendió cuando llegó a la altura de la mezquita para luego volver a crecer tras su paso. Me ha parecido muy bonita, sobre todo por lo especial de su ubicación en la orilla del mar y cómo está construida.
 

 
 
Agotados de todo el día volvemos al hotel a descansar y por la noche cenamos en el mismo sitio del día anterior como despedida de este lugar en el que tan a gustonos hemos estado. Ha sido un día en el que hemos disfrutado muchísimo. Nos llevamos un buen recuerdo de este lugar y de su gente que tan bien está tratando.
 
Mañana partimos en ferri a la isla de Langkawi un poco más al norte y muy cerca de Tailandia. Esperemos que deje de llover.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algo que contarnos? Nos gustaría leerte.